Por cada solución financiera que trae la tecnología, aparecen al menos 10 formas en las que se pueden vulnerar sus sistemas de seguridad, dando paso a las temidas estafas.

Esta es una triste realidad a la que se enfrentan quienes usan el comercio electrónico para realizar sus compras, enviar o recibir dinero o cualquier otra transacción por estos canales.

Paypal es una de las plataformas donde se registran con mayor frecuencia estos delitos informáticos, por lo que no está de más conocer cuáles son las estafas más comunes y más importante aún cómo prevenirlas.

Apuestas online

Esta es una de las modalidades que está cobrando mayor fuerza en la actualidad. Muchos casinos online permiten vincular la cuenta paypal para depositar y retirar las ganancias, el problema en este sistema se presenta cuando los tiempos de retiro del dinero se extienden por más de dos días.

Los casinos Paypal que actúan de forma legal y cumplen con toda la regulación, deben hacer efectivo el dinero de forma inmediata al hacer el reclamo o en casos extremos 48 horas después de hacer la solicitud.

Este escenario es común en aquellos portales que se dedican a estafar a los usuarios, por lo que antes de permitir la vinculación con su cuenta en esta plataforma, hay que prestar atención a estos aspectos que permitirán asegurarse de la honestidad del prestador del servicio online.

  • Verificar la página principal del casino donde debe ser visible la licencia de operatividad. El certificado puede provenir de tres autoridades, Malta Gaming, Curacao eGaming y en el caso de España, la Dirección General de Ordenación del Juego.
  • Múltiples opciones de pago. Cuantas más alternativas ofrezca la página para pagar más segura será.
  • Contacto con el cliente. Si la página no tiene un servicio de atención al cliente que sea directo y rápido, es una muy mala señal.

Igual se recomienda prestarle atención a las reseñas que se encuentran en Internet sobre los casinos. 

La cuenta tiene problemas

Es una de las más comunes, el usuario recibe un correo electrónico informándole que su cuenta en Paypal tiene problemas y le pide que acceda a un enlace incluido en el mensaje que redirige a una página donde los estafadores pueden hacer seguimiento a la información que se introduce para luego hacer el desfalco.

Por lo general, el aspecto de la página enlace es parecida a la oficial de la plataforma, en este caso Paypal, pero para evitar estas situaciones es necesario estar muy atento a los detalles.

Primero, hay que tener claro que Paypal nunca solicitará a sus clientes que ingresen su nombre de usuario y clave a través de un enlace que llegue al correo electrónico. En caso de presentarse algún problema con la cuenta, el mensaje le pedirá que se dirija directamente al portal para solucionar el inconveniente. De hecho, PayPal cuenta con medidas de seguridad y recomendaciones para su usuarios. 

Segundo, un elemento muy importante es verificar el nombre del correo donde está llegando la notificación y corroborar que sea el usuario oficial del portal de pagos. A veces, una simple letra marca la diferencia y se cae en la estafa.

Compras por internet

Al igual que la anterior, las compras por internet son una de las vías más usadas para estafar a los usuarios de Paypal.

Por lo general, son los primerizos en las compras por internet los que caen de estas tácticas delictivas en portales de comercio electrónico que son creados solamente para tales fines.

Se puede dar con la venta de cualquier tipo de producto, desde artículos para el hogar, muebles, aparatos electrónicos hasta softwares. Al hacer negocios por internet es necesario tener cuidado inclusive al comprar plantillas para WordPress, por más inofensivo que parezca, de cualquier elemento se valen los piratas de la web para despojar a cualquier persona de su dinero electrónico.

Aunque parezca algo evidente nunca está de más recordarlo… Ningún sector está libre de sufrir este tipo de estafa y mucho menos los que están relacionados con el marketing online. Por eso, la compra de plantillas para wordpress, por ejemplo, se debe hacer siempre en lugares o bancos que cuenten con la certificación y reputación necesaria.

Para evitar este tipo de inconvenientes, lo principal es verificar la validez de la página, esto se logra estableciendo contacto a través del servicio al cliente, si nunca responden es una mala señal.

De igual forma, las páginas de comercio electrónicos cuentan con una certificación que las avala como tienda online. Esta certificación suele estar en la parte inferior de la página del lado derecho, podrá observar un logo que representa este permiso.

Plataformas de pago como Paypal permiten verificar a sus vendedores. Se recomienda hacer transacciones con aquellos que tengan más de 60 días con la verificación.

Asegurarse de que la página tenga una política de devoluciones o reembolso y que en caso de que al comprar determinado artículo este nunca llegue, se pueda hacer el reclamo correspondiente.  

Alerta para los vendedores

a la hora de hablar de estafas electrónicas, los compradores no son los únicos que pueden ser víctimas, los vendedores también corren el mismo riesgo.

Por ejemplo, se vende un producto por internet y el comprador paga vía Paypal un valor mayor acordado, la persona alega una equivocación y pide que se le reintegre el excedente, la trampa se presenta cuando el usuario pide que la devolución se haga a una cuenta distinta de donde se hizo la transacción.

Si se accede a esto, de acuerdo a las políticas de la plataforma, el pago se cancela, por lo que el vendedor perderá todo el dinero de la venta.

En este caso, lo correcto es verificar y confirmar que se recibió la cantidad exacta antes de dar por finalizada la compra. Si hay un pago distinto, se debe cancelar la venta y reanudarla bajo los parámetros establecidos.